Llega la Navidad y con ella las comidas “especiales” en las que nos excedemos en la comida y en la bebida, por lo que nuestro aparato digestivo se queja y suele darnos problemas. Es por ello que intentaré aconsejar para que comamos de una forma sana y sin complicaciones, entre ellas la hinchazón abdominal.

Debemos comer de forma sana, y eso no significa estar a dieta ni dejar de comer en las comidas de Navidad, sean de trabajo, familiares o con amigos.

Consejos:

1-Regular las cantidades que comemos.
2-No seguir comiendo cuando nos sentimos llenos.
3-No comer con los ojos, si no aprender a escuchar a nuestro cuerpo.
4-Aunque sean comidas festivas, hacer versiones más saludables.
5-Disminuir las grasas que ingerimos en forma de patés, quesos grasos, embutidos,…
6-Dismunuir los lácteos de postres, ya sea leche, nata,…
7-Disminuir los azúcares refinados de las galletas, turrones, bombones,…y los dulces industriales.
8-Disminuir el consumo de alcohol que sobrecarga el hígado.

Si comemos en exceso y alimentos grasos que harán que nuestro hígado se sobrecargue, se acumularán más gases por la dificultad de las digestiones y nos sentiremos hinchados, cansados, con náuseas,…

Recomendaciones para sentirnos ligeros tras las comidas especiales

  • Huir de hacer 1-2 comidas al día y abundantes. No olvidar hacer las 5 comidas recomendadas y que no sean muy abundantes. Lo ideal es comer cantidades pequeñas, sin olvidar el desayuno completo y repartir el resto. Así se evita sufrir hambre desmesurada que nos puede llevar a comer en exceso y a tener malestar.
  • Hacer la comida más completa y disminuir la cena. Recordar que la cena se va a digerir de forma diferente y no lo quemamos igual, de igual forma se pueden acumular más gases y darnos molestias.
  • Programar las comidas, hacer menús. Así se evita comer en exceso y ser consciente de lo que se come.
  • Recordar que no tenemos por qué acabar toda la comida de la mesa. Hay que disfrutar de la comida y sentirse bien.
  • Evitar tomar bebidas muy frías en la comida, ya sea agua, cerveza, refrescos. Mejor tomarlas fuera de las comidas y limitar su ingesta, pues van a dificultarnos la correcta digestión. No tenemos costumbre, pero lo ideal sería tomar un caldo caliente o una infusión con jengibre, clavo o canela, nuestro estómago lo agradecería de forma notable.
  • Comer fruta separada de las comidas. Ideal en desayuno o fuera de comidas.
  • Importante el consumo de ensaladas con diferentes ingredientes, pero evitar consumirlas exclusivamente. Añadir frutos secos, frutas, semillas. Por ser frías ralentizan la digestión, por lo que se aconseja tomar algo caliente antes, por ejemplo un caldo vegetal.
  • No abusar de las salsas ni cremas, sobre todo si se hacen con nata o mantequilla. Se pueden hacer más ligeras con tomate, limón, aguacate, especias, hierbas,…
  • Evitar azúcar refinado. Usar miel, sirope de ágave, stevia, dátiles,…Macerar las frutas con vinagre, zumo de limón, miel o melazas.
  • Comer fruta como postre. Se pueden añadir a bizcochos, mousses, pasteles,…Cortar frutas y ponerlas en palitos para poder bañarlas en chocolate negro. Consumir frutos secos naturales para evitar los turrones en exceso y entre comidas.

Cómo mejorar la hinchazón abdominal

Si no hemos sido capaces de evitar la hinchazón, podemos tomar una sopa que nos facilitará sentirnos menos pesados. Usar verduras como zanahoria, puerro, apio, cebolla, ajo, tomate, jengibre, chili (poco) para facilitar la digestión.

La berenjena es un alimento importante para limpiar los intestinos y eliminar la retención de alimentos. La retención de alimentos empieza cuando no se digiere bien. Se acumulan toxinas y residuos en los intestinos y notamos pesadez, hinchazón y estreñimiento con flatulencia. La berenjena es un buen aliado, salvo que se tenga diarrea, la menstruación o se esté resfriado.

Infusiones con anís estrellado, hinojo.

Como médicos homeópatas tenemos medicamentos que nos pueden ayudar de forma eficaz en la retención de alimentos, flatulencia, malas digestiones, dolor abdominal,…

De igual forma podemos tratar esta molestia con Medicina Tradicional China (Acupuntura, Moxibustión y Ventosas) con resultados muy favorables.

 

Editado por la Dra. Mª Dolores García-Agenjo Marín
Médico Homeópata y Acupuntor
Colegiada 41/4110943

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies