La bronquitis es la inflamación de los conductos bronquiales, las vías respiratorias que llevan oxígeno a sus pulmones. Esta causa una tos que en forma frecuente presenta mucosidad. También causa dificultad para respirar, jadeo y presión en el pecho.

A menudo, los mismos virus que causan el resfriado y la gripe pueden causar bronquitis aguda. Estos virus se propagan por el aire cuando alguien tose o a través del contacto físico (por ejemplo, alguien que no se haya lavado las manos). La exposición al humo del cigarrillo, contaminación del aire, polvo y gases también pueden causar bronquitis aguda. Así mismo, las bacterias pueden causar bronquitis aguda, pero no tan seguido como los virus.

La bronquitis aguda es una inflamación de los bronquios. Los síntomas de la bronquitis aguda son fiebre más o menos intensa, acompañada de tos. El origen de la infección puede ser vírica o bacteriana. La mayoría de los casos de bronquitis aguda mejora en unos días, pero la tos puede durar varias semanas después de haberse curado la infección.

En la bronquitis aguda la tos es frecuente y aparece dolor detrás del esternón. Los dos o tres primeros días la tos suele ser seca. Más tarde se expulsan mucosidades al toser. La mucosidad al principio es acuosa y fluida, luego se vuelve amarillenta o verde amarillenta. Si hay mucha mucosidad se aprecia un zumbido al respirar. Normalmente, la bronquitis aguda se cura en una o dos semanas.

La bronquiolitis es una hinchazón y acumulación de moco en las vías aéreas más pequeñas en los pulmones (bronquiolos). Por lo general, se debe a una infección viral(el más frecuente es el virus sincitial respiratorio,también por adenovirus,influenza). Por lo general, afecta a los niños menores de dos años, con una edad pico de tres a seis meses. La bronquiolitis se da con mayor frecuencia en los meses de otoño e invierno.

El virus se propaga si se entra en contacto directo con las secreciones de la nariz y la garganta de alguien que tenga la enfermedad. Esto puede suceder cuando otro niño o un adulto que tiene un virus: tose o estornuda cerca y las diminutas gotitas que lanza al aire luego son inhaladas por el bebé o toca juguetes u otros objetos que luego son tocados por el bebé.

El tratamiento incluye descansar, tomar líquidos y antitérmicos (para adultos) para bajar la fiebre. Un humidificador de ambientes puede ayudar. Puede necesitar inhalar medicinas para abrir sus vías respiratorias si tiene jadeo o sibilancias. Los antibióticos no le ayudarán si la causa es un virus;sí si la causa es bacteriana.

Dentro del tratamiento tenemos como alternativa los mediamentos homeopáticos para tratar la bronquitis aguda. Entre ellos tenemos:

Aconitum 7 CH: se aconseja después de un enfriamiento brusco. La fiebre aparece de repente, el enfermo tiene sed intensa de alguna bebida fría, la tos es seca y dolorosa. El paciente puede estar inquieto y angustiado.
Belladona 7 CH: se aconseja cuando hay fiebre de comienzo brusco y osci- lante. La tos es seca, fuerte y espasmódica. La cara está roja y con sudor a- bundante. El paciente se queja de escozor en la garganta.
Bryonia 7 CH: se aconseja cuando la fiebre se instaura progresivamente. La tos es seca y el paciente tiene dolor detrás del esternón. La tos del pa- ciente empeora con el movimeiento, al comer, al beber o con el calor. Hay dolor de cabeza, consecuencia de tanto toser. El paciente está irritable, es gruñón y prefiere estar sólo.
Drosera 15 ó 30 CH: se aconseja cuando la tos es espasmódica y seca. La tos aparece en forma de ataques y es más frecuente por la noche. La tos empeora al acostarse , al beber, comer y con el calor.
Rumex 5 CH: se aconseja cuando la tos es seca y agotadora . El paciente siente un cosquilleo en la garganta y en lo más profundo del pecho. La tos empeora al respirar aire frío y mejora cerrando la boca o tapándose la nariz y la boca.
Antimonium tartaricum 5CH: está aconsejado cuando existe en los pul- mones gran cantidad de moco espeso, difícil de expectorar. Hay dificultad para respirar.
Chamomilla 9 CH ó 15 CH: está indicada en la bronquitis del lactante, durante la etapa de dentición.
Ipeca 7CH: se aconseja en una tos espasmódica que se acompaña de náu- seas y vómitos. El paciente tiene el pecho muy cargado, pero hay dificultad para expulsar las mucosidades. Al inspirar se oye un silbido y al espirar, un zumbido. La tos puede volverse asmática.
Pulsatilla 9 CH: se aconseja cuando la tos es seca por la noche y produc- tiva por el día. Las mucosidades son espesas y amarillentas. El paciente me- jora con el movimiento y con el aire fresco.

Editado por Dra. Mª Dolores García-Agenjo Marín
Médico Homeópata y Acupuntor
Colegiada 41/4110943

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies