(Imagen de https://okdiario.com/bebes/2016/05/30/moxibustion-embarazo-15418)
La moxibustión forma una parte muy importante de la terapia de Acupuntura. Antiguamente en China se llamaba JIURUO que significa cauterización.
El registro más antiguo que se ha encontrado es en textos del año 722 a.n.e. hasta el año 464 a.n.e..
La moxibustión se basa en aplicar ciertas materias inflamables o ciertos medicamentos sobre los puntos generando calor que activa la circulación de la sangre y oxigena la zona tratada. En general mejora la calidad de vida del paciente y su sensación de bienestar. Se realiza con la planta conocida como artemisa.
En cuanto a su aplicación, antiguamente sólo se hacía la cauterización directa (directamente encima de la piel), con conos grandes y numerosos, y para disminuir el sufrimiento del paciente por la quemadura, se les anestesiaba. Con el paso de los años se utilizaron materias cada vez más variadas, como azufre, médula de junco, cera, etc., y también moxibustión indirecta, o sea, mediante alguna materia interpuesta, como ajo, jengibre, sal, otras plantas medicinales.

La moxibustión sirve para mejorar la circulación de Qi (energía) y la sangre. Sirve además para desinfectar, calmar el dolor, eliminar lo tóxico y cicatrizar las heridas, prevenir y fortalecer la salud.
Aplicación de la moxibustión:
-Moxibustión con puro de artemisa para moxa indirecta.
-Moxibustión con conos de artemisa en polvo para moxa directa intercalando rodaja de ajo, de jengibre, puerro, emplasto de pimienta, sal, emplasto de harina de trigo, medicamentos.
-Moxibustión sobre la aguja.
Indicaciones:
-Dolores articulares como la artrosis o la artritis., periartritis de hombro.
-Dolencias originadas por el frío, como la rigidez lumbar, tos, asma, gripe, ciática,…
-Dolor reumático.
-Patología ginecológica: alteraciones menstruales, infertilidad, dismenorrea, hemorragias funcionales de útero, mala posición del feto,…
-Forúnculos.
-Diarreas.
-Gastritis, pérdida de apetito.
-Hemorroides.
-Insomnio.
-Fortalecimiento de la salud.
-Mayor producción de glóbulos blancos y hemoglobina.
-Mejora de problemas circulatorios.
-Cansancio y bajo deseo sexual.
Moxibustión para malposición fetal:
Aunque actualmente se ha puesto de moda o por lo menos ha llegado la información a través de internet, lo cierto es que es una práctica realizada en China desde tiempos inmemorables.
La moxibustión es una técnica que se recomienda en casos de presentación podálica, es decir, casos en los que el feto viene de nalgas y no se ha dado la vuelta, lo que lleva a tener que intentar hacer una versión cefálica externa a partir de la 37º semana o llegado el caso una cesárea.
Mediante la utilización de esta técnica milenaria se consigue que el feto se dé la vuelta y se coloque en la posición adecuada para el parto.
El calor se aplica durante 20 minutos en un punto del pie durante dos semanas, entre la 32º- 35º semanas de embarazo.
Contraindicaciones de la moxibustión:
-Estados febriles.
-Hipertensión.
-Hemoptisis.
-Vómitos fuertes.
-Anemia grave.
-Enfermedades contagiosas.
-Cardiopatías.
-Esquizofrenia.
-La moxibustión directa no se debe realizar en zonas como la cara o los pechos, o cerca de arterias importantes.
-En el abdomen de mujeres embarazadas.
-En los casos que existe una piel ulcerada o en zonas que en el momento del tratamiento estén inflamadas o infectadas.

Editado por Dra. Mª Dolores García-Agenjo Marín
Médico Homeópata y Acupuntor
Colegiada 41/4110943

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies