La gripe es una enfermedad infectocontagiosa respiratoria muy común. El virus se transmite por el aire e ingresa al organismo a través de la nariz o la boca. La gripe puede ser grave, incluso mortal, entre los ancianos, recién nacidos y personas con ciertas enfermedades crónicas.

Los síntomas de la gripe aparecen súbitamente y son peores que los del resfrío. Pueden incluir:
-Dolores en el cuerpo y los músculos, malestar general
-Escalofríos
-Tos
-Fiebre
-Dolor de cabeza
-Dolor de garganta
-Mucosidad
Aunque tiene síntomas similares no debe confundirse con un resfriado, el cual es provocado por otro virus y no tiene síntomas como fiebre o dolor de cabeza. Las personas que tienen síntomas, aunque no sean muy severos, deben evitar el contacto con otras personas y quedarse en casa. Sólo deberían salir para recibir tratamiento médico si es necesario.

Si nos contagiamos padeceremos los síntomas durante 5 ó 7 días. En este tiempo las personas que la contraen suelen recuperarse por sí mismas, sin embargo, habrá casos en los que se den complicaciones que pueden ser graves dependiendo de la edad y la condición previa del paciente (asma, diabetes, cardiopatías, etc.). En casos extremos puede acarrear la muerte.

Lo más importante es la prevención para evitar el contagio. Esto puede conseguirse, sobre todo, con un correcto lavado de manos, pues es uno de los focos de transmisión más habituales, utilización de pañuelos desechables y cuidar los estornudos para no contagiar a otras personas (las gotitas que salen en un estornudo y en las que va el virus de la gripe, llega a una distancia de 8 metros) por lo que debemos taparnos la boca, no con la mano ya que es una fuente de contagio, pero sí con el antebrazo.

Tratamiento

Consejos para el tratamiento de la gripe

-Ventilar las habitaciones al menos 10 minutos por la mañana.
-Tener una alimentación sana rica en vitaminas, sobre todo vitamina C.
-Tener cuidado con los cambios bruscos de temperatura.
-Tomar  mucho líquido (la fiebre, que puede estar relacionada con la gripe, puede causar deshidratación). Si está cansado de beber agua sola, puede tomar, bebidas mezcladas en una licuadora y frutas suaves, infusiones.
-Hacer reposo en la cama o el sofá.
-Si le son recetados medicamentos convencionales como analgésicos y antipiréticos  para el dolor muscular y la fiebre. Los antibióticos sólo si hay complicaciones por infección bacteriana. Siga las indicaciones de su médico.
-Arropar con varias prendas de vestir para poder agregar y retirar prendas durante períodos de escalofríos o fiebre.
-Lávese las manos minuciosamente y con frecuencia, especialmente, luego de usar o recoger los pañuelos usados.

Remedios caseros
*Zumo de naranja. Rico en Vitamina C y con bastante minerales.
*Infusión de Eucalipto. El Eucalipto,  tiene propiedades balsámicas y antisépticas y ayuda bastante a combatir el resfriado, la tos y la Gripe.
*Sopa de Pollo. Una sopa bien caliente en los días de los síntomas de la gripe, es un gran remedio, ya que sus propiedades anti-inflamatorias para la garganta y antisépticas, unido a lo que aporta de Zinc y Hierro, ayuda aliviar la gripe.
*Té de Limón, te ayudará a sudar y eliminar toxinas. Excelente relajante para la garganta. Se tiene que rallar una cáscara de limón y meterlo en un cazo de agua y calentar 5 minutos.
*Miel más limón. Un cazo lleno de zumo de dos vasos de limón, poner 7 cucharadas de miel y se pone a cocer a fuego lento. Tiempo aproximado; hora y media. Se toman dos cucharadas cada hora el primer día y posteriormente cada 3 horas.
*Inhalar Vapor de Eucalipto durante 10 minutos.
*Jengibre. Usarlo rallado en las sopas e infusiones, en rodajitas en las ensaladas. Calienta el pulmón y elimina el frío.
*Cocimiento de Cebolla. Cocer cebolla y tomar la infusión con miel, limón o naranja.
*Canela y miel. Incorporarlas a las infusiones, ensaladas, lácteos.

Los medicamentos homeopáticos pueden ser muy útiles en esta afección, tanto para la prevención como cuando los síntomas ya se han instalado, mejorándolos significativamente y acortando el curso de la enfermedad.
Contamos con medicamentos como Gelsemium, Aconito, Belladona, Rhus toxicodendro, Bryonia, Eupatorium Perfoliatum, entre otros.

Otra buena opción es la Acupuntura con la que podemos tratar el dolor muscular, reforzar las defensas del organismo, tratar la fiebre.

Editado por Dra. Mª Dolores García-Agenjo Marín
Médico Homeópata y Acupuntor
Colegiada 41/4110943

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies