Las vértebras cervicales participan en prácticamente todas las actividades de la vida diaria, ya que la postura del cuello es fundamental para una correcta posición de la cabeza, lo que nos permite dirigir la mirada, trabajar, etc.
Entre las causas más frecuentes de dolor cervical están:
• -Los traumatismos, como golpes y movimientos bruscos.
Latigazo-cervical
(Imagen de http://columnavertebral.net/latigazo-cervical/)

• -Una mala postura, mantenida de forma prolongada, puede dar lugar a una contractura muscular cervical.
• -La artrosis cervical.
• Es importante tener en cuenta que muchas veces los dolores cervicales son sólo la expresión de una tensión muscular secundaria a otro problema, como por ejemplo, en los estados de estrés, tensión emocional, ansiedad e incluso en la depresión.
Postura y tensión emocional
C. cervical
(Imagen de http://w-radiologia.es/radiografia-cervical.php)

La postura es importante para la columna cervical. La cabeza y la columna vertebral tienen que estar en equilibrio en la línea de gravedad. La mala postura, la obesidad y debilidad muscular cambian la estática de la columna, aumentando las curvas normales, lumbar y dorsal, y hacen que se compense la inclinación de la columna cervical hacia delante. Los trabajos que requieran encorvar la espalda y flexionar el cuello exigen mayor tensión y producen fatiga muscular. Todas estas alteraciones posturales deben corregirse para controlar el dolor cervical. La tensión emocional favorece la contractura muscular del cuello. Una persona nerviosa y tensa tardará más en recuperarse.
El dolor cervical es común que se presente en personas a partir de los 45 ó 50 años, de vida sedentaria y sobre todo con trabajos de oficina. Normalmente comienza siendo una molestia en la nuca que se traslada hacia la parte posterior de la cabeza y ambos hombros y que desaparece al cambiar de postura o al acostarse. Con el paso del tiempo el dolor es más intenso, existe una limitación para los movimientos del cuello y el dolor se traslada hacia los brazos y manos, apareciendo también hormigueos o pérdida de fuerza.
Es frecuente que el dolor cervical comience siendo de causa muscular y por ello aparece en personas que tienen que estar mucho tiempo en posiciones fijas con la cabeza. Antes era una enfermedad común en modistas, planchadoras o amas de casa que permanecían largos periodos de tiempo cosiendo o bordando. Hoy es más frecuente en las personas que realizan trabajos de oficina y con ordenadores.
Postura en oficina
(Imagen de https://www.uhmasalud.com/bid/228725/salud-laboral-tu-postura-en-la-oficina)

Buscar una posición cómoda en el trabajo, teniendo la cabeza apoyada en una silla con respaldo alto, descansar periódicamente cambiando de postura, dormir con una almohada que permita una posición recta del cuello y realizar ejercicios y deportes como la natación, son consejos fáciles de seguir y al alcance de todos. No olvide adoptar una postura con la espalda y cuello rectos al conducir.
La aparición de una artrosis en el cuello no supone la suspensión de toda actividad, al contrario, es necesario realizar ejercicios diarios para fomentar el movimiento del cuello y solo en casos muy dolorosos y siempre en periodos cortos de tiempo, puede utilizarse un collarín.
Recomendaciones posturales
Dormir: Debemos mantener una posición recta del cuello. Si dormimos boca arriba, la almohada debe de ser baja y si dormimos de lado, sobre un hombro, debe de ser un poco más alta, lo suficiente para que el cuello permanezca en una posición horizontal.
posición-correcta1
(Imagen de http://www.bio-gea.org/2015/07/posturas-para-dormir-mejor.html)

Actividades sentado: Se recomienda sentarse en sillas altas, con respaldos rectos. Evite los sofás excesivamente blandos. Siéntese siempre recto, con la espalda bien apoyada en el respaldo, y no en el borde de la silla o con el tronco girado. Cuando se debe permanecer sentado durante mucho tiempo, se recomienda el uso de asientos anatómicos, con una pequeña curva a nivel lumbar. No incline el cuerpo hacia delante, ni mantenga el cuello flexionado ni girado. Use un atril para la lectura y un reposapiés en el suelo.

Si vamos a estar sentados con una mesa de trabajo delante, hemos de procurar que esté próxima a la silla, de esta forma evitaremos tener que inclinarnos hacia adelante. También es importante que el tamaño sea adecuado a la estatura, evitando especialmente las mesas bajas que obligan a permanecer encorvado.
Carga y transporte de objetos: Para realizarlo correctamente, agáchese flexionando las rodillas, con la espalda recta. Eleve el peso llevando la carga lo más cerca posible del cuerpo. Nunca coja pesos con la espalda flexionada. Para transportar objetos, colóquelos lo más cerca posible del cuerpo. Reparta, si es posible, el peso entre las dos manos. Utilice ayudas para el transporte (maletas con ruedas, carro de la compra). Es preferible empujar el objeto o carro hacia delante, que llevarlo arrastrado o tirar de él.
Actividades de pie: Evite posturas mantenidas durante mucho tiempo. Siéntese o dé algunos pasos para “estirar las piernas” y en general, muévase para desentumecer los músculos cuando se permanezca de pie parado o en cualquier actividad que exija una postura fija ininterrumpida. Realice los trabajos erguido, para ello emplee instrumentos con mango largo (por ejemplo escobas) que no le obliguen a estar encogido.
Posturas correctas
(Imagen de http://alphabiotismoysalud.com/padecimientos-relacionados-con-la-columna-vertebral/)

Para hablar por teléfono: No sostenga el teléfono entre un hombro levantado y la cabeza inclinada hacia ese lado: produce contracturas y dolor. Sostenga únicamente el teléfono con la mano o bien use un auricular con micrófono conectado al teléfono. El uso por las nuevas tecnologías, como el escribir Whatsapp, Faceboock,Twitter, que hace que se esté en una mala postura del cuello, está generando graves problemas posturales que a la larga derivarán en patologías del cuello y espalda.

cómo-daña-whatsapp-la-columna-cervical
(Imagen de http://tn.com.ar/tecno/recomendados/el-uso-excesivo-del-celular-puede-danar-la-columna_550302)

Editado por Dra. Mª Dolores García-Agenjo Marín
Médico Homeópata y Acupuntor.
Colegiada 41/4110943

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies