Diferentes picaduras de insectos. Cómo identificarlas
Entramos en una época en la que estamos más horas del día fuera y en contacto con la naturaleza, por lo que es más probable que nos pique algún insecto y nos produzca una picadura. Las picaduras de insectos pueden dar la cara inmediatamente o tardar unas horas, de la misma manera que pueden tardar mucho tiempo en desaparecer. Pueden implicar irritación, hinchazón, reacción alérgica, sarpullidos e incluso dolor. También pueden verse más o menos y tener diferentes tamaños. Es recomendable acudir al médico si la reacción es fuerte o aparece alguna complicación alérgica.

Hay diferentes picaduras de insectos. Cómo identificarlas:
1.  Picadura de mosquitos:

Suelen ocurrir en las épocas más calurosas del año, primavera y verano. Estas picaduras tienen una apariencia como una rojez pequeña y redondeada con un puntito rojo en el centro, acompañada de una leve hinchazón. Si son varias, no suelen presentarse de forma agrupada, sino bastante distanciadas.de burbujas enrojecidas. Son subcutáneas y su picazón es localizada. Estos piquetes no requieren de mayor atención. Si aparece fiebre, es recomendable acudir inmediatamente al médico ya que es probable que no se trate de la picadura de un mosquito común.

2.  Picaduras de pulgas:

Las picaduras de pulgas suelen darse por lo general en grupos de tres o cuatro y se caracterizan por ser pequeños bultos rojos en la piel, producen un picor inmediato con el que a duras penas puedes evitar rascarte y si la reacción es fuerte o alérgica, pueden tener efectos considerables.

3.  Picaduras de chinches:

Es probable que unas personas ni siquiera noten la presencia de chinches, mientras que otras pueden ser alérgicas y llegar a sufrir erupciones grandes con una picazón intensa o incluso dolor. Las mordidas de chinches también suelen ser varias y presentarse en forma grupal. La rojez que producen se debe a la reacción de la piel frente a la saliva de estos insectos. Otra señal de la presencia de chinches es que suelen dejar rastro de sangre en tu piel después de haberse alimentado.

Si resulta que eres alérgico a las chinches, ten cuidado pues además de lesiones cutáneas, podrías experimentar la formación de ampollas, hinchazón, comezón y dermatitis.

Para tratar con las chinches te recomendamos que cuides mucho tu higiene, ya que ellas la odian. Lava frecuentemente la zona afectada con agua y jabón. Pero si la comezón y aparición de bultos permanece podrías tomar algún antiinflamatorio o antihistamínico. Sin embargo, recuerda que es mejor siempre acudir al médico antes de automedicarte.

4.  Picadura de arañas:

La mayoría de las picaduras de arañas son inofensivas; a excepción de las de la viuda negra y otras.
La forma de la picadura de una araña es de dos puntitos que son el área en el que ha mordido la araña, además de enrojecimiento e hinchazón. El dolor que producen estas picaduras puede tardar en aparecer por perder la sensibilidad al menos una hora o ser inmediato. Lo normal es que no sea un dolor muy agudo. También suelen inyectar algo de veneno, pero no es peligroso y desaparece con el paso del tiempo.

5.  Picaduras de garrapatas:

Las garrapatas son unos parásitos que viven principalmente en los perros y en otros animales. Su picadura es tan peligrosa en las personas que puede ocasionar la transmisión de una serie de enfermedades serias como la enfermad de Lyme.
La picadura de garrapata se caracteriza por dejar una mancha de color rojo muy intenso y suele ser indolora. Si sufriste la mordedura de una garrapata deberás extraerla de inmediato utilizando unas pinzas. Sujétala con firmeza y tira suavemente hacia arriba para sacarla de la piel.

6.  Picaduras de hormigas:

Las mordeduras de hormiga producen hinchazón, se enrojecen y lo que las suele identificar, es la presencia de un poco de pus. Incluso podrían llegar a transformarse en ampolla. Además pueden doler mucho.
Las picaduras de hormigas rojas se dan a través de la inyección de veneno en la piel de las personas. Éste hace que nuestra piel se irrite e inflame, además de que produce picazón. La mordedura de la hormiga de fuego duele como una quemadura y, según un entomólogo de la Universidad de Arizona, la picadura de la hormiga bala es “como andar sobre brasas incandescentes con clavos oxidados de siete centímetros taladrándote el tobillo”, y puede durar hasta 24h.

7.  Picadura de avispas o abejas:

Se ponen rojas, suponen hinchazón de la piel y tiene un punto rojo y blanco en el centro, marca de donde la abeja o avispa ha clavado el aguijón. Este último es el que te permitirá diferenciar entre una y otra. Si te ha picado una abeja, el aguijón quedará dentro y tendrás que extraerlo con cuidado. Mientras que si se trata de una avispa, no. Estas picaduras suelen ser muy dolorosos debido a que el aguijón del animal se clava en nuestra piel. Se acompaña de ardor y dolor que pueden durar 1-2 días. Lo que suele ser peligroso en este tipo de picaduras es el hecho de que puede generar reacción alérgica a su veneno en algunas personas pudiendo ser grave.

Los tratamientos serán diferentes según las diferentes picaduras de insectos.

Editado por Mª Dolores García-Agenjo Marín
Médico Homeópata y Acupuntor en Sevilla
Colegiada 41/4110943

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies