(Imagen de http://www.modaynovias.net/enfermedades-infantiles.html)
Vamos a ver algunas de las situaciones que vemos habitualmente en la consulta y en las que los medicamentos homeopáticos resultan ser una de las mejores opciones de tratamiento por rapidez, eficacia y seguridad.

Catarros, bronquiolitis y problemas respiratorios y ORL en general-Son tratamientos eficaces y seguros en los cuadros agudos y también en la prevención, por lo que podemos reducir el uso de antibióticos y broncodilatadores. Como medicamentos homeopáticos solemos usar Bryonia, Mercurio, Arsenicum, Ferrum phosphoricum, Phosphoro, Drosera,entre otros.

Dermatitis atópica-La dermatitis atópica es la patología de piel más frecuente en la infancia. No se conoce bien su causa. Su tratamiento puede llegar a ser desesperante para el médico, los padres y el niño que lo sufre. Con los medicamentos homeopáticos conseguimos que los brotes se distancien y sean más leves. Aún así, es una patología complicada de tratar.

Moluscos contagiosos-Son lesiones de tipo verrugoso producidas por un virus y son de carácter contagioso, por contacto piel con piel o a través de ropa u objetos que hayan estado en contacto con las lesiones. Las lesiones tienden a desaparecer solas a lo largo de los meses pero el problema es que se autoinoculan y cuando desaparece una aparece otra.Los medicamentos homeopáticos que se suelen usar son: Thuya, Dulcamara, entre otros.

Cólicos del lactante-Episodios de llanto desconsolado en bebés durante el primer trimestre de vida. Medicamentos como Colocynthis, Lycopodium, Nux vómica, Chamomilla entre otros, pueden sernos útiles y darán alivio tanto a los bebés como a sus padres.

Problemas asociados a la dentición-Como ocurre con los cólicos del lactante, la dentición también puede ser verdaderamente molesta y perturbadora para toda la familia. Medicamentos como Belladonna, Kreosotum, Chamomilla entre otros, pueden ser de gran ayuda en estos casos aliviando la inflamación y quitando el dolor de encías, pero también calmando la irritabilidad y trastornos del sueño que se asocian. Junto con estos trastornos pueden asociarse fiebre, diarreas, erupciones e incluso bronquitis que serán tratados con los medicamentos homeopáticos correspondientes.

Varicela-Es una enfermedad vírica típica de la infancia que se manifiesta con vesículas más o menos abundantes y pruriginosas, fiebre y malestar. Su evolución es autolimitada pero puede tener complicaciones severas, aunque son poco frecuentes. Es una enfermedad infecciosa muy contagiosa por el contacto directo con el líquido de las vesículas o si alguien con varicela te tose o estornuda. Los medicamentos que se suelen usar son Belladonna, Rhus toxicodendro entre otros.

Traumatismos-En la infancia es muy frecuente que se produzcan caídas y golpes, contusiones, fracturas o heridas, ya que el aprender a caminar conlleva la posibilidad de la caída. En estos casos el medicamento homeopático “estrella” es el Arnica montana, aunque también son muy útiles el Symphitum, Calcarea phosphorica, Ruta, Bryonia o Rhus toxicodendro.

Editado por Dra. Mª Dolores García-Agenjo Marín
Médico Homeópata y Acupuntor
Colegiada 41/4110943

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies