Fracturas
Una fractura es una ruptura, generalmente en un hueso.
Pueden ser completas (se rompe en dos partes), “en tallo verde” (se rompe pero no se separa, típica en los niños), simple (se quiebra por una parte), conminuta (se quiebra en más de una parte o se astilla), abierta (el hueso sobresale por la piel), por estrés (son fisuras muy pequeñas en los huesos que se dan al ejercer presión de forma repetitiva en los huesos) y por fatiga (a causa de una actividad exagerada y repetitiva frecuente en los deportistas o en aquellas personas que realizan actividades físicas de manera frecuente).

Síntomas de las fracturas:

Los síntomas de las fracturas son:
1.Deformación de la zona. Articulación o extremidad fuera de lugar.
2.Dolor intenso
3.Hinchazón, hematoma o sangrado en la zona afectada.
4.Ruptura de la piel si el hueso protruye.
5.Entumecimiento y hormigueo.
6.Movimiento limitado o incapacitado de la extremidad.
7.Fiebre: en algún caso que aparece hematoma o sobre infección.

Causas:

Las causas son:
1*Accidentes automovilísticos
2*Caídas desde cierta altura
3*Lesiones deportivas
4*Traumatismos
5*Maltrato infantil
6*Golpe directo
7*Sobrecarga al hacer fuerza repetida, como al correr
8*Pérdida de masa ósea y la osteoporosis, que causa debilitamiento de los huesos.

Tratamiento de las fracturas:

A* Inmovilizar la zona afectada con férula: Es importante que la persona que ha sufrido una fractura realice la menor cantidad de movimiento posible, ya que puede causar más dolor o complicaciones.

B* Reducción abierta y fijación interna: Requiere una operación quirúrgica para reparar la fractura utilizando varillas de metal, tornillos o placas en los casos de fracturas complicadas y que no se pueden realinear (reducir) con una férula, o cuando el uso prolongado de una férula no es recomendable.

C* Reducción abierta y fijación externa: Requiere una operación quirúrgica para reparar la fractura y la colocación de un aparato para fijación externa del miembro fracturado.

D* Suplementar con calcio: el organismo absorbe mejor el calcio de las legumbres, las verduras de hoja verde (como las acelgas, coles o brécol) o los frutos secos (como las almendras).
Tomar Magnesio con los alimentos o suplementado, también ayuda al calcio a cumplir su misión.

E* Vitamina D y Calcitonina: para fomentar la formación de hueso.

F* Ejercicio físico: Cuando hacemos ejercicio (caminar) obligamos a soportar “cargas”, peso en movimiento, que estimula al organismo y éste pone más densidad en la malla interna del hueso.

G* Tratamiento homeopático: La Homeopatía se utiliza habitualmente en el proceso de reparación de una fractura ósea, porque mejora la formación del callo que ha de producirse en toda reparación ósea, además de reducir el dolor que este proceso conlleva. Usamos Calcarea phosphorica o Silicea, que ayudan a que el calcio se deposite donde debe, en los huesos, Symphytum officinale o Consuelda mayor (se le llama une huesos) para acelerar la reparación, para estimular la formación del “callo óseo”, que es el tejido con el que el hueso cicatriza a partir de la membrana que lo recubre (periostio).

El objetivo es reducir las fracturas y para ello debemos:

1.Aumentar el calcio del hueso
2.Mejorar la estructura del hueso
3.Prevenir su deterioro
4.Evitar las caídas
5.Acelerar la reparación.

Editado por la Dra. Mª Dolores García-Agenjo Marín
Médico Homeópata y Acupuntor en Sevilla
Colegiada 41/4110943

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies