Información sobre el coronavirus.

¿Qué es el coronavirus?

Los coronavirus son una familia de virus que se descubrió en la década de los 60 pero cuyo origen es todavía desconocido, que normalmente afectan sólo a los animales.

El coronavirus debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.
Algunos tienen la capacidad de transmitirse de los animales a las personas. Sus diferentes tipos provocan diferentes enfermedades, desde un resfriado hasta un síndrome respiratorio grave (una forma grave de neumonía).

Gran parte de la información de los coronavirus nos da a entender que no son peligrosos y se pueden tratar de forma eficaz. De hecho, la mayoría de las personas contraen en algún momento de su vida un coronavirus, generalmente durante su infancia. Aunque son más frecuentes en otoño o invierno, se pueden adquirir en cualquier época del año.

Síntomas de la infección por coronavirus

Síntomas principales de las infecciones por coronavirus son similares a los de una gripe:

1.Secreción y goteo nasal.
2.Tos
3.Fatiga
4.Dolor de garganta y de cabeza.
5.Fiebre
6.Escalofríos y malestar general.
7.Dificultad para respirar (disnea)

El espectro clínico de este tipo de infecciones varía desde la ausencia de síntomas hasta síntomas respiratorios leves o agudos. Suele cursar con  tos, fiebre y dificultades respiratorias. Es frecuente que haya neumonía.

Los síntomas más graves (y la mayor mortalidad) se registran tanto en personas mayores como en individuos con inmunodepresión o con enfermedades crónicas graves.

¿Cómo se transmite el coronavirus?

Con los datos que existen hasta este momento, parece que la transmisión se produce a través del contacto con las secreciones respiratorias que se generan con la tos, el estornudo o el hablar de una persona enferma. Estas secreciones infectarían a otra persona si entran en contacto con su nariz, sus ojos o su boca.

Diagnóstico

Para determinar si es por coronavirus se puede realizar un cultivo de nariz y garganta, o incluso un análisis de sangre.
También se realizan pruebas de anticuerpos y aislamiento del virus.

¿Qué se puede hacer para hacer prevención y protegerse?

Información sobre como protegerse de la infección del coronavirus.
Orientaciones para el público de la OMS:

Recomendaciones estándar de la OMS a fin de reducir la exposición así como su transmisión:
1.Lávese las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón.

2.Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo – tire el pañuelo inmediatamente y lávese las manos.

3.Evite el contacto físico con cualquier persona que tenga fiebre y tos.

4.Si tiene fiebre, tos y respira con dificultad, busque atención médica lo antes posible e informe a su médico de los lugares a los que ha viajado anteriormente.

5.Si visita mercados de animales vivos en zonas donde se han registrado casos del nuevo coronavirus, evite el contacto directo sin protección con animales vivos y con las superficies en contacto con dichos animales.

6.Evite el consumo de productos animales crudos o poco cocinados. La carne cruda, la leche o las vísceras de animales deben manipularse con cuidado a fin de evitar la contaminación cruzada con alimentos no cocinados.

7.Evite el contacto con personas enfermas o su entorno, así como aquellas que muestran signos de afecciones respiratorias, sobretodo las personas susceptibles (ancianos, enfermos de asma, insuficiencia respiratoria, bajas defensa,…)

Tratamientos

1. Medidas higiénicas:
No existe una vacuna contra el coronavirus humano que causa resfriado, pero los casos más leves pueden superarse siguiendo los mismos pasos que un catarro común. Esto no requiere intervención médica. Más importante es la prevención con las medidas higiénicas-dietéticas como lavarse las manos (pincha aquí)  de forma frecuente, guardar reposo y beber líquidos de forma abundante los síntomas desaparecerá a los pocos días.

2.Tratamiento farmacológico:
También se pueden tomar analgésicos y antiinflamatorios para aliviar dolores de garganta o fiebre.
En los casos graves se puede necesitar ingreso hospitalario. Se administran antivirales, dosis altas de esteroides para reducir la inflamación pulmonar y un soporte respiratorio con oxígeno; en ocasiones puede precisar antibióticos, pero solo en caso de que existan infecciones bacterianas por sobreinfección.

3.Tratamiento homeopático:
No olvidemos que podemos recurrir a medicamentos homeopáticos para tratar los síntomas respiratorios, teniendo buenos resultados y pocos efectos secundarios. Entre ellos tenemos Arsenico, Gelsemium, Belladona, Bryonia, Sulphur,…

4.Medicina Tradicional China:
También podemos recurrir a la Medicina Tradicional China usando Acupuntura, Moxibustión y Farmacopea con resultados muy favorables.

5.Otros: Equinacea, Propoleo, Cordyceps, vitamina C, buena hidratación y alimentación sana, buen descanso y MANTENER LA CALMA, no entrar en pánico (el estrés baja las defensas y es lo que menos nos interesa).

Editado por Dra. Mª Dolores García-Agenjo Marín
Médico Homeópata y Acupuntor en Sevilla
Colegiada 41/4110943

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies