Entre el 3 y el 4% de las gestaciones llegarán a término con el feto en presentación podálica, que es indicación de cesárea. Las causas de la presentación podálica puede deberse a placenta previa, gestación múltiple, anomalías uterinas, tono uterino disminuido, oligoamnios, polihidramnios, fibromas, pelvis contracturada, brevedad de cordón, crecimiento intrauterino retardado y defectos congénitos.

¿Qué pasa cuando un bebé viene de nalgas?

A las 28 semanas de gestación el 20% de los embarazos se presenta de nalgas. Lo más frecuente es que suceda la versión espontánea, siendo el parto por vía vaginal, pero si no ocurre la técnica de elección que se suele emplear es la cesárea ya que, reduce la mortalidad y las complicaciones graves en el recién nacido.
Debemos tener en cuenta que la cesárea es una cirugía mayor y también está asociada a riesgos para la salud, además del impacto negativo en los sentimientos y percepción de la madre en su experiencia del parto.

En algunos centros hospitalarios se ofrece la VCE (versión cefálica externa) en la 37 semana de gestación, técnica que debe realizarse en el hospital, con personal cualificado, previo registro cardiotocográfico y ecografía, con la que se intenta recolocar el feto manualmente desde el exterior. Sin embargo, esta técnica no nos asegura la versión fetal.

Existe otra posibilidad como alternativa a la versión externa para poder acabar por vía vaginal un parto, que tenía una presentación podálica, esta es la técnica de la moxibustión. La moxibustión es la aplicación de calor mediante la combustión de la raíz prensada de una planta denominada artemisa vulgaris con fines terapéuticos, y lleva usándose en China desde la antigüedad. Consiste en efectuar ciertas estimulaciones caloríficas sobre los puntos elegidos de Acupuntura. Es una técnica segura, fácil de aplicar y eficaz, que se puede realizar en el domicilio, pero es imprescindible que sea bajo control médico.

Modo de acción

* La moxibustión puede estimular la producción de estrógenos placentarios y prostaglandinas maternas, promoviendo la contracción uterina y la actividad fetal.
* La moxibustión causa un incremento en la producción de cortisol de la placenta, llevando a incrementar los movimientos fetales y la contractilidad uterina.

Estudios en China han demostrado altas tasas de éxito, de entre 74 y 90% en versiones fetales con aplicación de moxas, comparado con la versión espontánea, que ocurre en un 47% sin aplicar tratamiento. Aún así hay veces en los que no conseguimos el objetivo.

Tratamiento

La moxibustión se puede administrar durante 15 a 20 minutos, de una a diez veces, hasta un máximo de diez días, desde la 32-35 semanas de gestación.

Consejos para la aplicación de la técnica: Se enciende el “puro” por uno de sus extremos. Después se sostiene acercando la brasa encendida al punto que se quiera calentar. Si se quiere aplicar un calor suave al punto, hay que mantener el puro encendido encima de éste a una distancia de 3-4 cms. Para estimular el punto con un calor más intenso, se debe situar el puro de moxa a menos de 3 cms. y moverlo de arriba abajo y de izquierda a derecha o bien en forma circular sobre dicho punto, para que el calor se transmita de forma interrumpida.

Empezar por el pie izquierdo 20´ antes de acostarse. Anotar todas las sensaciones. 10´ en cada pie, e ir cambiando cuando note sensación de quemarse. Usar ropa que no oprima el abdomen y sea cómoda.
Se aconseja que un familiar y no sea la embarazada la que se la aplique.
Cuando la madre nota que se ha producido el giro o se advierte por ecografía, se debe detener la técnica.

Efectos adversos

– Aumento dinámica uterina. Si aparece dejamos de aplicarla.
– Dolor en bajo vientre. Se suspende la moxa.
– Palpitaciones >110. Se suspende el tratamiento.
– Quemaduras. Se moxa otro punto.
– Movimientos fetales violentos. Se suspende la moxa.

Contraindicaciones

*Embarazo gemelar.
*Hipertensión previa en la embarazada o procesos hipertensivos en el embarazo.
*Placenta previa.
*Sangrados recientes.
*Malformaciones en el útero.
*Patología en el feto.

Editado por Dra. Mª Dolores Garcá-Agenjo Marín
Médico Homeópata y Acupuntor
Colegiada 41/4110943

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies