Rhus toxicodendron

Su nombre común es la Hiedra venenosa (Rhus radicans) como una enredadera o roble venenoso (Rhus toxicodendron).

El roble venenoso atlántico es un arbusto erecto que puede crecer hasta 1 m de altura que crece en bosques frondosos y húmedos y a lo largo de vallas de terreno bajo.

Es conocido por su capacidad de causar sarpullidos, que se acompañan de una intensa picazón.

APLICACIONES:

Aplicado en piel es muy irritante y provoca picor y erupción vesicular, por lo que puede extenderse a las mucosas, produciendo hinchazón edematosa, sequedad, sensación de carne viva y ardor.

Cuando se toma o se inhala, como resultado hay dolores y fiebre, a menudo de carácter tifoidea o intermitente. Además dolores tipo reumatoide en las estructuras fibrosas, articulaciones y región lumbar, mejorados por el calor y agravados por el descanso.

Si la hiedra es quemada y el humo inhalado puede irritar también a los pulmones dando dolor extremo e imposibilidad de respirar.

ACCIONES:

1* En piel produce erupción vesiculosa con edema, ardor, comezón y pinchazos (es bueno en el Herpes y Varicela). IrritaciónInflamaciónDescarga y edema.

2* Del mismo modo, ardor y enrojecimiento de boca, garganta, diarrea y tos irritativa.

3* En sistema muscular da efecto deprimente con rigidez dolorosa y fenómenos paralíticos.

4* En tejido conjuntivo fibroso (aponeurosis, ligamentos y tendones) sobre todo por estrés, produce inflamación reumatoide de articulaciones y músculos.

En conclusión, las molestias mejoran con el movimiento y se encuentran peor en reposo, así como al iniciar la marcha tras estar sentados y mejoran al moverse.

5* Sobre aparato circulatorio.

6* Sobre la mente: acción deprimente dando postración y estupor. Embotamiento sensorial, condición similar a la fiebre tifoidea.

Estudio llevado a cabo en la Universidad de Santo Amaro, en Brasil. El ensayo concluye que administrando las diluciones agitadas de Rhus toxicodendron a roedores, este medicamento homeopático provoca una disminución en la inflamación de las articulaciones, con una mejoría notable al movimiento. Además también permanecieron más tranquilos y con menor agitación.

INDICACIONES MÁS HABITUALES:

1.-Acné. Eczema. Erisipela. Escarlatina. Herpes. Urticarias y alergias.

2.-Artritis.

3.-Ciática.

4.-Conjuntivitis.

5.-Coxalgia.

6.-Esguinces.

7.-Estiramientos por levantar pesos.

8.-Fibromialgia.

9.-Gripe.

10.-Lumbago.

11.-Neuralgias.

12.-Parálisis.

13.-Prurito intenso que no mejora con el rascado.

14.-Reumatismo sensible a los cambios de tiempo y a la humedad.

15.-Resfriados comunes.

16.-Ronquera y afonía por abuso de la voz, el frío y la humedad.

17.-Sabañones.

18.-Torceduras.

 

Editado por Dra. Mª Dolores García-Agenjo Marín
Médico Homeópata y Acupuntor en Sevilla
Colegiada 41/4110943

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies